Trabajar con dos pantallas: cómo sacar el máximo partido

Compartir

como trabajar con dos pantallas

En la sociedad de las pantallas, ¿aún solo trabajas con una? Puede parecer un reproche excesivo, facilón, pero es cierto que contar con dos monitores puede ayudarte en tu productividad y hacer que tus jornadas frente al ordenador sean, contra lo que se pueda pensar, más llevaderas. Es la alianza entre productividad y tecnología

Cada vez se impone con más fuerza la idea, avalada por sus correspondientes estudios, de que esta doble pantalla es un aliado. De hecho, cada vez son más los defensores del monitor doble, y no es que estén a sueldo de las empresas de tecnología.

Las ventajas son muchas y diversas, tanto para aquellos profesionales que trabajan en oficinas y centros de trabajo (¿aún no has venido a visitar los edificios de Kudos?) como para aquellos que teletrabajan desde sus casas, como veremos a continuación. 

Perfiles que requieren la doble pantalla

Los profesionales que se dedican a labores de edición gráfica son los que más demandan esta tecnología, ya que permite tener una mayor amplitud de visión. Diseñadores gráficos, editores de vídeo, animadores, profesionales del montaje e ilustradores que emplean programas de retoque digital son los más habituales usuarios de la doble pantalla

Claro que los redactores de contenidos, aquellos copywriters y creadores de textos en lenguaje SEO pueden ver claramente mejorado su trabajo gracias a la doble pantalla. ¿Por qué? La respuesta es simple: mientras en una pantalla se puede trabajar en un procesador de textos como Microsoft Word, en la otra se puede tener abierta la fuente de información: un video de YouTube que te inspire, un tutorial o una página web de la que se busca documentación. Tan sencillo como eficaz. Y el tabulador del teclado lo agradecerá ; )

Esta combinación de dos monitores es además muy útil para los streamers. Aquellos comunicadores de Twitch que suben contenido en directo agradecerán especialmente este apoyo que aporta la pantalla extra, ya que en una podrán emitir con su cámara y en la otra consultar el guion o todo aquello que consideren.

Tecnología y productividad

De igual modo, aquellos creadores de contenidos para cursos, tutoriales, webinars y demás verán de buena gana los beneficios de esta pantalla alternativa. En los casos en que tengan que locutar un off explicativo sobre un proceso en concreto (por ejemplo, cómo elegir las versalitas en Word), contar con dos pantallas es casi un requisito indispensable. 

¿Para qué sirven las dos pantallas?

Como hemos podido ver en este post, tecnología y productividad van de la mano. En este caso, ayuda a organizar el trabajo en tus actividades cotidianas, reduciendo de modo considerable las subcarpetas, las pestañas y las webs que consultas. Es como si ampliaras tu escritorio, para dividir tu trabajo en dos grandes áreas: ejecución y consulta. O, en otras palabras, acción e investigación.

Si estás interesado en aumentar la productividad laboral y quieres aprovecharte de los avances tecnológicos, no puedes perderte el artículo en el que te explicamos las mejores apps de productividad.

Es decir, te permitirá organizar las tareas, disfrutar del poder que da eso que los ingleses llaman ‘at a glance’, es decir, de un vistazo. Además, recuerda que tener dos pantallas no significa tener “dos ordenadores”. Simplemente, necesitas un monitor extra, ya sea tu ordenador portátil o de sobremesa, y conectarlo sin problemas.

Ah! Y si eres community manager y trabajas con distintas redes sociales, la doble pantalla te será de gran utilidad. Lo mismo que para los y las influencers de Instagram. ¡Todo son ventajas!